Split [2017]

Desde el formidable éxito de Sexto Sentido en 1999, que le permitió ganarse un lugar dentro de la industria, Shyamalan no ha dejado de hacer películas. Con un espacio de dos y tres años entre cada una de ellas, ha logrado construir un tipo de cine que se asocia con su nombre, después de títulos como “Señales”, “La Aldea” y “El protegido”.

No obstante, daba la impresión de que, en sus más recientes films, Shyamalan no lograba re-encontrarse con ese estilo tan particular y personal que supo llevarlo a lo más alto del box office y la valoración de la crítica. Claro ejemplo resulta “La visita”, película que estrenó inmediatamente antes de Split y que refleja una desesperada intención por volver a las raíces con un puñado de buenos recursos técnicos, pero un guion efectista y pobremente explotado.

En este contexto aparece Split, su última apuesta dentro de un género que, casi podríamos decir, él mismo ha inventado; y, esta vez, la película tiene un despliegue dramático mucho más logrado y parecido a lo que fueron sus mejores cintas. Tal es así, que el director logra incluso dar a la historia un marco general dentro de su propia obra, haciéndola formar parte de un relato más grande que tiene la forma de una trilogía que aún no ha terminado.

Split relata el secuestro de Casey Cooke (Anya Taylor-Joy) junto a sus dos amigas, a manos de Dennis (James McAvoy), un hombre que sufre del ultra explotado trastorno de personalidad múltiple. Entonces, la premisa fundamental del film, nos obliga a analizar la interpretación de los actores, antes que la narración en sí misma. De hecho, es improbable que después de haber leído en la sinopsis que la cinta cuenta la historia de un hombre con 23 personalidades, el ojo crítico humano no se detenga inmediatamente a estudiar a detalle el desempeño del actor principal. La pregunta más lógica que se suscita luego de ver el film, antes incluso que el análisis de la estructura general, sería: ¿es creíble McAvoy? Porque, de otra forma, nada de lo que se presenta como cierto, tendrá ningún sentido. La totalidad del relato se sostiene sobre la versatilidad del escocés que, en este caso, despliega un trabajo sólido y convincente, encarnando individualidades muy diferentes entre sí. Además de su amplia capacidad dramática, el trabajo de McAvoy es acompañado por una paciente presentación de cada una de las personalidades más importantes, desde el guion, lo cual predispone al espectador a aceptar con mayor facilidad lo que se presenta ante sus ojos, por sentirse orgánico y natural. Es por eso que el desenlace del conflicto principal funciona: el público ha sido debidamente preparado para ello. Ahí reside una de las mejores virtudes del director/escritor, que se mueve en ese juego de manipulación, con real destreza.

Pero no es sólo el escocés el que entrega una buena actuación, sino también la coprotagonista Anya Taylor-Joy, a quien ya se pudo ver realizando un inmenso trabajo interpretativo en The VVitch, hace algunos años. Esta vez, la joven demuestra todo su potencial en roles de este estilo, y expone en pantalla la soltura con la que puede soportar algunos primeros planos que, en el cine de Shyamalan, suelen ser poco ortodoxos.

Otro de los componentes claves —y que más se extrañaban—, del cine del indio, es la atmosfera, algo que retoma en Split con maestría. Es allí, y no necesariamente en el plot “sobrenatural”, en donde se puede apreciar la marca del director, capaz de convertir algo que podría ser un thriller convencional, en algo mucho más amplio, que roza otros géneros y hace uso de un suspenso del fuera campo, único.

Se puede decir, entonces, que esta nueva película resume los mejores trabajos del director, y entrega una historia vibrante que no da respiro, en donde la mayor parte del tiempo el espectador estará, primero, preguntándose qué es lo que sucederá  a continuación y, después, si hay algún destino en donde sus protagonistas sean capaces de salir en pie.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s